Una obra que identifica a cómo me siento en la vida

IMG_20160811_191617

          
        Comments

¿Cómo te sentirías tú?

Si supieras que has perdido lo más valioso que tenías en el mundo.
Si aquello que has perdido no es un objeto, sino una persona.
Si estás conciente que hay una alta probabilidad de no volverla a ver.
Si todas las otras cosas que antes te hacía feliz ya no logra darte felicidad.
Si al margen de todo tu éxito en otros ámbitos de la vida, te sigues sintiendo derrotado.
Si tienes que pasar todos los días por la calle de su casa sabiendo que ella podría estar allí.
Si no logras conciliar el sueño porque su recuerdo es más fuerte que la necesidad de dormir.
Si te destroza el corazón la idea de que ella podría estar con otra persona ahora.
Si sólo eres capaz de aislar y suspender momentáneamente sus recuerdos, mas no olvidarlos.
Si te sientes incapaz de ver, leer y oír cosas que te recuerdan a esa persona, porque te quiebras.
Si has mantenido por meses una nota para ella junto a tu puerta, esperando que ella un día entre y la vea.
Si ninguna amistad en el mundo es tan fuerte como para llenar tu vacío emocional.
Si ningún consejo en el mundo es lo suficientemente persuasivo para alivianar mi pérdida.
Si te la encontraras en la calle y en ese momento te quedaras inmóvil de la impotencia.
Si te vieras en la necesidad de cambiar tus hábitos para evitar que sus recuerdos afloren.
Si al intentar suplir su pérdida con otras personas, te das cuenta de que no sientes absolutamente nada.
Si al imaginar tus emociones como habitaciones de una casa, ves que hay una derrumbada y humeando.
Si sientes que  no hay nada que puedas hacer ni con toda tu fuerza física, para resolverlo.
Si mantienes la sensación de que pudiste haber hecho algo más para evitar que esto pasara.
Si te has sentido tan agotado que tienes la sensación de ser 30 años mayor que tu edad real.
Si te has dado cuenta que ya no eres tú quien quiere llorar, sino que las lágrimas llegan solas a ti.
Si hoy vives sólo por inercia, como un autómata, sin alma, sin sentir.
Así me siento yo.

          
        Comments

Astro&Foto

ASTRO&FOTO LogoHe actualizado completamente mi álbum de astrofotografías (Astro&Foto), que desde hoy puede accederse en esta URL: www.astrofoto.austrinus.com.

Más allá del diseño, el álbum cuenta con varias imágenes que nunca antes había publicado e ilustran un poco mi salto a técnicas más complejas de astrofotografía, así como el uso de accesorios específicos y mis nuevas capturas con la Canon EOS 6D. Las principales categorías del álbum son Campo amplio, Sistema Solar, Trazos estelares, Observatorios, Panoramas y Time-lapses.

Todo el texto y secciones del álbum están en idioma inglés. He optado por dar a conocer mis trabajos de forma accesible a la mayor cantidad de personas, y en el ánimo de internacionalizar este acceso, es que decidí utilizar el idioma universal. Por supuesto, esto no afecta en nada la experiencia al navegar por las imágenes, que es el contenido más importante.

Espero que te gusten las imágenes, y si tienes alguna duda sobre éstas, contáctame.

          
        Comments

AUI-NRAO EPO Advisory Council

He sido invitado por AUINRAO a formar parte de su Consejo Asesor en EPO (Education and Public Outreach), destinado a guiar y fortalecer sus actuales programas de educación y divulgación, así como  establecer nuevos programas, dentro y fuera de sus observatorios. Se espera que este Consejo se reúna en persona cada dos años para una revisión de las actividades en EPO de AUI y NRAO.

Las personas que componen este Consejo son las siguientes:

  • Derrick Pitts – (Council Chair) – Planetarium Programs Director and Chief Astronomer – Franklin Institute Science Museum
  • Kim Arcand, Visualization Lead for NASA’s Chandra
  • Farid Char, Research Assistant – Unidad de Astronomía, U. of Antofagasta, Chile
  • Susana Deustua, Astronomer – Space Telescope Science Institute
  • Nancy Maryboy, President and Founder of the Indigenous Education Institute
  • Kevin Govender, Director IAU Office of Astronomy for Development
  • Ardis Herrold, Radio Astronomy Educator,  past MESTA President
  • Stephen Uzzo, Chief Scientist – New York Hall of Science

La 1º reunión ha sido agendada para la última semana de octubre de 2016, en las Oficinas Centrales de AUI, en Washington D.C. Más información próximamente.

          
        Comments

Medellín, Colombia

En medio de estos tiempos tristes, me tocó ir al evento Communicating Astronomy with the Public (CAP 2016), del 16 al 20 de mayo en Medellín, Colombia. En el link más información.

          
        Comments

Tristezas a bordo

Siento que sigo cargando un peso demasiado grande en mis hombros. Se siente como si algo invisible me corroyera por dentro y me causara cansancio. Lo percibo todos los días y no importa si estoy caminando, o conduciendo, o volando. El mayor progreso que he logrado ha sido suspender los pensamientos que me causan más tristeza y eso me da algo de estabilidad para afrontar el resto del día, a diario. Sólo logro aislar, no olvidar. No puedo olvidar lo que me pasó, no puedo olvidar los recuerdos intensos, siento que de todos modos sería un desperdicio intentar enviar recuerdos tan hermosos a la basura. Pero aislar memorias es agotador, desgasta mucho y eso también me causa algo de desconcentración. He tratado de tener mi mente ocupada en otras cosas, de veras lo he intentado. Ojalá mi próximo post sea acerca de haber logrado un método para aislar mejor los recuerdos. Porque olvidar no puedo.

          
        Comments

Lloro

Lloro, lloro y no paro de llorar.

          
        Comments

Catatónico

Me encuentro en un estado que podría llamar catatónico. Sólo basta googlear esa palabra para ver su definición:
Que se ha quedado paralizada mentalmente, sin capacidad de respuesta, a causa de una fuerte impresión o un gran cansancio psíquico.

Me ha sucedido algo muy difícil de asimilar, que en realidad no puedo asimilar aún y no se cuándo lo pueda hacer, si es que. He perdido la felicidad que tenía desde hace unos meses y las cosas y personas que me rodean poco pueden hacer para solucionar esa sensación. Siempre he pensado que viajar me pacifica -de alguna manera-, así que a sólo 48 horas de haber perdido la felicidad, ya estaba a bordo de un avión rumbo a Estados Unidos, a fin de desaparecer por varios días. No es algo que acostumbre a hacer, claro está, y pude haber elegido cualquier destino más cercano, como Argentina (hacia donde luego viajé después de EE.UU., en efecto), Uruguay o Brasil, pero definitivamente no quería estar en Chile. Quise irme a un lugar brutalmente lejos, porque el golpe que tuve también fue brutal.

Me dediqué a hacer todo aquello que mucha gente sueña en fantasías de vacaciones de placer, aunque siempre estuve consciente que aquello no fue un viaje/vacaciones de placer, sino de escape. Arribé a la idílica Florida, arrendé un auto y me recorrí todo cuanto pude de Miami, Miami Beach, Key Biscayne, Fort Lauderdale, Key West, Palm Beach y Orlando. Fui al Kennedy Space Center después de 15 años, vi con mis ojos el transbordador espacial Atlantis y un montón de otras cosas que se suponía no debería estar viendo/haciendo durante esos días. Supongo que en cierto punto todos tenemos alguna adicción, un vicio, un mecanismo de escape cuanto todo se derrumba, a veces más sencillo y a veces más complejo. Mis mecanismos son complejos -y al mismo tiempo terminan siendo costosos-, pero realmente no me importó. Ahorraré y recuperaré lo gastado. Lo importante era escapar, aunque no es lo mismo a solucionar. También dediqué esos días a pensar en mi desastrosa vida y mis desastrosos acontecimientos. Me dediqué a observar a los estadounidenses. Yo soy un admirador de su cultura y hay cualidades que realmente les admiro, como su autoconfianza, seguridad, disciplina, convencimiento en las capacidades propias. Tú ves un skyline como el de Miami y sabes que todo esto fue producto de un tremendo trabajo, pero también de un convencimiento de fondo de que todo esto era posible. Sin rendirse.

Miami_Skyline

A mí no me gusta rendirme, pero hay cosas que me debilitan. Me debilita que un argumento 100% racional no sea correspondido de la misma manera y siento que en su momento no tuve más remedio que escapar, porque tuve que ver, con impotencia, que situaciones que pudieron solucionarse mediante argumentos y diálogo racional, terminaron complejizándose por contrarrespuestas viscerales. A veces creo que pienso demasiado y debería tomar decisiones más espontáneas, y no lo he hecho porque constantemente evalúo mi entorno, y seguramente pienso que si decido algo sin pensar, la decisión podría estar equivocada. Pero he visto casos cotidianos en que al parecer no queda más remedio que sólo actuar desde la emoción y el instinto. Y al parecer eso termina percibiéndose como seguridad en sí mismo.

El tema es que, regresé de EE.UU. y saqué conclusiones diversas sobre muchos temas, disfruté (dentro de lo que contempla el término) y en definitiva logré escapar a un derrumbe emocional mayor, pero eso no era una solución definitiva, claro está. Consciente de ello, a 72 horas de regresar, ahora estaba rumbo a Argentina. Mi estación de paso fue Mendoza, ciudad que ya conocía (como muchas otras), salvo por circuitos turísticos que tomaría por primera vez. Esta segunda aventura fue un poco más corta y creo que mis esfuerzos mentales se dirigieron más bien a sobrevivir, ya que fui con menos presupuesto y casi nula planificación respecto a lo usual. Regresé hace 96 horas, muy cansado de la travesía, con mis ciclos circadianos alterados y apetito totalmente desfasado; tal vez evidencias de que el acto de escapar no es por sí mismo una solución a lo que me aqueja, sólo lo ha aislado.

Hoy estoy acostado, escribiendo, intentando hilar palabras. Pero hace sólo unas horas no podía. Tal vez requiero antidepresivos, como me recomendó alguien muy cercana. De seguro necesito distraerme, mediante el trabajo, la fotografía, la lectura, lo que sea. Pero sigo creyendo que todo eso no es garantía de que olvide lo que me hacía feliz. Sin embargo, he estado pensando que todo lo que viví en EE.UU., y luego en Argentina (de cuya cultura también soy admirador) son un buen motivador para tomar decisiones sobre mí que no habría tomado en el pasado, pero prefiero no explicitarlas aquí. Seguramente las anunciaré en un futuro post.

          
        Comments

Miles de kilómetros

screen

          
        Comments

¡Hoy es el gran día!

x-files-2016Hoy es el reestreno de mi serie de ciencia ficción favorita, ¡los Expedientes Secretos X!. Desde que vi los primeros anuncios y adelantos, quise mantenerme libre de spoilers y demasiados detalles de esta renovada miniserie de 6 episodios, pero ha llegado el día y ya me absorbe la curiosidad por saber de qué se trata esta nueva historia, cómo es posible que el Fumador haya sobrevivido, qué ocurrió con la vida de clandestinidad de Mulder, las ocupaciones en medicina de Scully, si es que habrá novedades de William, de qué manera ambos regresan al FBI y un largo etcétera del que sólo he tenido algunas pistas tras ver el trailer aquí adjunto.

Gran parte de mi interés por la ciencia en general, creo que se lo debo a haber visto películas y series como esta, pero especialmente esta, que despiertan la imaginación y la curiosidad. Para aquellos que fuimos somos leales x-philos, cada capítulo de la serie siempre nos hizo emocionarnos con el eterno debate entre Mulder y Scully, entre el creyente y la escéptica y todo lo que implicaba que alguno de esos monstruos, conspiraciones o extraterrestres fueran un suceso real. Todas esas experiencias han vuelto después de casi 10 años, tomando en cuenta la última aparición de los personajes en The X-Files: I Want to Believe.

Faltando 5 minutos para que comience, es el momento de ir a la TV. 🙂

          
        Comments