Tristezas a bordo

Siento que sigo cargando un peso demasiado grande en mis hombros. Se siente como si algo invisible me corroyera por dentro y me causara cansancio. Lo percibo todos los días y no importa si estoy caminando, o conduciendo, o volando. El mayor progreso que he logrado ha sido suspender los pensamientos que me causan más tristeza y eso me da algo de estabilidad para afrontar el resto del día, a diario. Sólo logro aislar, no olvidar. No puedo olvidar lo que me pasó, no puedo olvidar los recuerdos intensos, siento que de todos modos sería un desperdicio intentar enviar recuerdos tan hermosos a la basura. Pero aislar memorias es agotador, desgasta mucho y eso también me causa algo de desconcentración. He tratado de tener mi mente ocupada en otras cosas, de veras lo he intentado. Ojalá mi próximo post sea acerca de haber logrado un método para aislar mejor los recuerdos. Porque olvidar no puedo.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URL

Leave a Comment